Acoplamientos magnéticos

Acoplamientos magnéticos

El acoplamiento magnético es una forma de sellado especial que no requiere superficies giratorias de sellado. Por eso, a menudo, se las conoce como "bombas sin juntas". En el acoplamiento magnético, la cámara del producto y la atmósfera sólo están separadas herméticamente por juntas estáticas. El par de accionamiento no se transmite desde el accionamiento a la bomba mediante una conexión de eje clásica sino sólo mediante fuerzas magnéticas. El acoplamiento magnético funciona sin deslizamiento (acoplamiento magnético síncrono). Esto significa que la velocidad de la bomba se corresponde siempre con la velocidad del accionamiento, siempre que no se sobrepase el par máximo transmisible.
Esta forma de sellado se recomienda siempre que se deban evitar en cualquier circunstancia que se produzcan fugas del medio, por ejemplo, en el caso de medios tóxicos. Dado que esta opción de sellado no requiere mantenimiento, a menudo resulta una opción atractiva a las juntas dobles. Además, son especialmente adecuados para elevadas presiones en el sistema (hasta 700 bares), ya que ambos extremos del eje se encuentran sometidos a la presión de succión y, por lo tanto, no actúan fuerzas axiales sobre el eje.

     

Parámetros de funcionamiento

Presión en el lado de succión
max. 700 bares
Viscosidad
1 hasta 30.000 mPas
Temperatura
450 °C

Son adecuados para los siguientes tipos de bombas:

Características especiales del elemento de separación

El elemento de separación que divide la cámara interna de la bomba de la atmósfera se puede diseñar también con paredes dobles. Este espacio intermedio se puede utilizar para atemperar el interior del elemento de separación, por ejemplo, si se trata de medios con un punto de solidificación relativamente elevado o cuando se debe disipar el calor producido para evitar que el producto se sobrecaliente. Opcionalmente, también se puede utilizar un elemento de separación de doble pared para controlar las fugas. En caso de que se produzcan daños en la pared interna del elemento de separación, estos se podrán detectar, pero al mismo tiempo el sistema permanece herméticamente sellado para que ningún medio pueda entrar en el ambiente.

Estructura de un acoplamiento magnético de WITTE

  • Elemento de separación
  • Rotor externo
  • Cojinete abridado
  • Buje
  • Rotor interno
  • Imanes del rotor externo
  • Imanes del rotor interno

  • Elemento de separación

    El elemento de separación puede diseñarse en una amplia variedad de versiones.

    Diseños:

    • Cerámica
    • Vidrio
    • Acero inoxidable
    • De doble pared
    • Plástico (GFK, CFK, PEEK)

    Los materiales utilizados aquí no deben ser magnetizables. El medio de bombeo fluye en el caudal de derivación a través del elemento de separación y está expuesto a la presión de succión de la bomba.

  • Rotor externo

    El rotor externo soporta los imanes de accionamiento y se acopla al accionamiento a través de una conexión eje-buje. El rotor externo rodea el elemento de separación, pero no lo toca. La potencia se transmite al eje de accionamiento o al rotor interno, exclusivamente a través de las fuerzas magnéticas.

  • Cojinete abridado

    El cojinete abridado separado absorbe la fuerza de peso del rotor interno de modo que los cojinetes de deslizamiento de la bomba se liberen. El eje impulsor transmite únicamente el par de giro. Este cojinete también es lubricado por el producto como los cojinetes de deslizamiento de la bomba.

  • Buje

    El buje une el eje impulsor con el rotor interno. El rotor se acciona sin accionamiento a través de los imanes. Esto hace posible el sellado hermético de la bomba.

  • Rotor interno

    El rotor interno es la pieza opuesta del rotor externo. Soporta los imanes accionados y está unido a través del buje con el eje de accionamiento.

  • Imanes del rotor externo

    Los imanes del rotor externo están firmemente conectados con el rotor externo y a través de las fuerzas magnéticas mueven los imanes del rotor interno.

  • Imanes del rotor interno

    Los imanes del rotor interno están firmemente conectados con éste y absorben las fuerzas magnéticas de los imanes externos para rotar el rotor interno. Los imanes están encapsulados en una chapa de acero inoxidable para protegerlos frente al contacto con el medio de bombeo.