Quiénes somos

¿Qué nos impulsa?

El objetivo de la empresa es ofrecer al cliente el máximo grado de fiabilidad del proceso a través de bombas de engranajes personalizadas. Nos atrae el reto de crear soluciones que nadie más ofrece. En la actualidad, WITTE es líder en el campo de las aplicaciones especiales. A partir de construcciones especiales, hemos desarrollado un gran número de bombas estándar, cuyos tamaños más comunes tenemos en stock. Nuestras filiales en EE.UU., China y Rusia garantizan la proximidad al cliente en cada una de las regiones. Desde 2014, la empresa se ubica en una nueva planta de producción en Tornesch, cerca de Hamburgo, donde se han optimizado los procesos operativos para poder reaccionar aún más rápido y de manera más precisa a las necesidades del cliente.

Las bombas son el corazón de las plantas de producción

Muchas cosas de nuestra vida cotidiana como los alimentos, los plásticos o los productos cosméticos se han fabricado con la ayuda de nuestras bombas antes de acabar en nuestros hogares. Fundada en 1984,  nuestra empresa fabrica desde hace más de 30 años bombas de engranajes de precisión para aplicaciones en la industria química, farmacéutica, del plástico y alimentaria. En la sede de Tornesch, hay actualmente más de 60 empleados.

Para garantizar la calidad de nuestras bombas, procesos y, por último pero no menos importante, de nuestro trabajo, nos sometemos a auditorias periódicas y estamos certificados con arreglo a la norma DIN EN 9001. 

De 0,16 ccm/U hasta 24.000 ccm/U

Como líder en el mercado de las bombas especiales, WITTE opera a nivel internacional y, además de esta especialización, puede recurrir también a una amplia gama de bombas estándar. Nuestra dilatada experiencia en proyectos proporcionan a los constructores un amplio sistema modular en una amplia gama de materiales.

Nuestra gama de productos abarca desde pequeñas bombas dosificadoras del tamaño de la mano para soluciones químicas hasta bombas de polimerización tan altas como una persona con un volumen de 24 litros por revolución para la industria del plástico. Todas las bombas se adaptan de manera personalizada a los requisitos y exigencias del cliente y de su campo de aplicación.

WITTE en todo el mundo

Evolucionamos y perfeccionamos constantemente nuestros productos ya que los retos nuevos requieren también soluciones innovadoras, de modo que siempre estamos a la búsqueda de nuevos materiales y diseños para nuestras bombas.

Desde 2001, contamos con representación en el continente asiático. Además de las sedes en EE.UU. y en Rusia, la filial inaugurada en 2012 en Shanghái es por ahora la tercera sede de nuestra empresa en otro continente. En Malasia, hemos establecido también otra representación comercial en cooperación con Edur Pumpen para poder operar en el mercado con nuestra amplia experiencia en bombas. Las bombas se fabrican exclusivamente en la fábrica de Tornesch. El Made in Germany goza, por buenas razones, de una excelente reputación en todo el mundo.